INICIO
EUGENIO BURZACO
OPINION
PRENSA
CONTACTO
23-07-2012
Cambio de parámetros
La Argentina experimenta desde hace tiempo un cambio de parámetros en los niveles de inseguridad y eso responde a varios factores. Aun cuando el proceso comenzó antes de la gestión de los Kirchner, este Gobierno no se ha mostrado capaz de cambiar la tendencia y de generar una política de seguridad eficaz, preventiva y sustentable en el tiempo.
 
El primer cambio de parámetro es el aumento de la violencia en los delitos. Antes, los ladrones para robar, ingresaban en una casa vacía o se llevaban un auto estacionado en la calle. Hoy, para estos dos delitos habituales prefieren actuar con las víctimas presentes, para lo cual necesitan estar fuertemente armados e incrementan sensiblemente las posibilidades de que alguien salga lastimado o muerto.
 
El segundo factor que incide en la creciente crueldad y la violencia con que actúan los delincuentes es que muchos de ellos actúan bajo los efectos de estupefacientes.
 
El tercer factor que genera el incremento de los delitos violentos es el avance del narcotráfico. De un país de tránsito, la Argentina pasó a ser uno de producción y consumo de drogas ilegales, con laboratorios de cocaína en las grandes urbes.
 
El cuarto factor es el pobre desempeño del sistema penal. Sistemas policiales sobrepasados en cantidad de personal y sin capacidad de respuesta frente al número y complejidad de los delitos, y un sistema judicial sobrecargado de causas, con serios problemas de coordinación jurisdiccional entre jueces, fiscales y policías.
 
El quinto factor es la escasa visión de la dirigencia política sobre el tema y la baja implementación de medidas estructurales.
 
Publicado en La Nación (23/07/2012)