Desde 2015 a la fecha, Argentina logró reducir los secuestros extorsivos en un 90%. “Lo hicimos trabajando en equipo entre la Policía Federal Argentina y la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (UFESE). Analizamos el mapa delictivo, creamos estrategias de prevención y desarticulamos a las organizaciones delictivas que operaban en el territorio. Con decisión política se pueden lograr buenos resultados”, dijo el secretario de Seguridad de la Nación, Eugenio Burzaco.
El funcionario relató que al inicio de la gestión nos encontramos con un estado total de abandono de las estadísticas delictuales a nivel nacional. “Sin esa herramienta clave era imposible llevar a cabo estrategias para reducir los niveles de inseguridad. Nuestro presidente, entre sus primeras medidas, se propuso recuperarlas”, explicó.
En estos últimos 4 años se pasó de tener un pico de 3.228 homicidios cada 100 mil habitantes a 2.362 homicidios. Esto significa 866 homicidios menos, alcanzando una reducción del 30% y posicionándose como el segundo país de América Latina con la tasa más baja, únicamente detrás de Chile.
Estos resultados estadísticos no sólo son positivos y confiables y reconocidos a nivel mundial, sino que las expectativas que sigan mejorando son reales.
A julio de este año, se registró una reducción de este año de un 20%, lo que significa que si la tendencia se mantiene hasta fin de 2019, se habrá culminado el año con la tasa de homicidios más baja de los últimos 19 años en nuestro país.
Más allá de estas mediciones, que suelen responder a datos duros y cuestiones estadísticas, es importante tener en cuenta que la baja de la tasa de homicidios significa una mayor cantidad de personas que hoy en día tienen una perspectiva de vida y de progreso real y posible.
Esto es producto de la decisión política de un gobierno que no sólo decidió sacarnos de la oscuridad y de la ignorancia en materia de seguridad, mostrándonos cómo es realmente la situación delictual en Argentina, sino que lleva adelante acciones concretas, reales, medibles para que cada uno de nosotros podamos vivir más tranquilos, más seguros, y con una mejor perspectiva de futuro.
“Haber reducido más de 300 homicidios en 4 años, no son solo vidas salvadas sino familias que no son desarticuladas. Trabajamos para que los argentinos podamos vivir más seguros y con menos miedo al volver a nuestras casas”, concluyó el secretario.