“Droga que se incauta, droga que se quema”: bajo ese eje, el Ministerio de Seguridad trabaja con las Fuerzas Federales para alcanzar una #ArgentinaSinNarcotráfico. En ese marco, se incineraron 530 kilos de marihuana en Lanús, que fueron secuestrados por Policía Federal Argentina y Gendarmeria Nacional.
La droga se destruye para cerrar el ciclo negativo del narcotráfico y para que no llegue a los jóvenes. En lo que va de la gestión de gobierno se destruyeron 340 toneladas de droga.
Del acto, que se realizó en el Cementerio Municipal de Lanús, participó el intendente Néstor Grindetti y el secretario de gobierno local, Diego Kravetz